Ideas para tener tu oficina en casa



Si tu lugar de trabajo está en tu hogar, ten en cuenta estos consejos para ganar eficacia y comodidad a la hora de desempeñar tu jornada laboral.

Los tiempos cambiaron y el avance de la tecnología dispuso modificaciones en las formas laborales tal como supimos conocerlas en el ámbito laboral. Producto del progreso en las herramientas comunicacionales, hoy podemos desempeñar nuestro trabajo a distancia como si estuviéramos en una oficina, siendo esta cada vez menos importante, como la conocimos en su momento.

Pero, para poder trabajar en nuestro hogar de modo cómodo y eficiente, necesitamos disponer de un espacio tranquilo, reservado, el cual nos permita concentración. Es sabido que esto no siempre es posible, por eso te brindamos algunos consejos sobre cómo montar una oficina en tu hogar.

1 – Un espacio tranquilo

Lo ideal es contar con un cuarto específico para poder desarrollar tu trabajo de modo pacífico y sin ruidos para una máxima concentración. Pero muchas veces eso no es posible y hay probabilidades de que tu oficina esté ubicada en el dormitorio o el living, por esto mismo debes tener en cuenta que sea un rincón sumamente tranquilo.

2 – Un buen escritorio para tu pc

El arribo de los muebles escritorio para trabajar en el hogar cambió las formas en el ámbito laboral. Por eso reiteramos que si trabajas a la distancia debes contar con las mayores comodidades posibles.

Si hablamos de escritorios debemos saber que los hay en diversas formas y variedades, pero más allá del gusto personal que tengas por alguno, debes buscar uno de acuerdo a la disponibilidad de tu espacio.

Hay escritorio ofertas que seguramente se adapten a tus requerimientos, por lo cual no dejes de buscar: Un escritorio para computadora es más importante de lo que piensas.


3 – Espacio para almacenamiento

Se sabe por lógica que una oficina genera material constante que para evitar molestias no debes tener sobre tu escritorio; por consiguiente, tu escritorio debería contar con algunos cajones o ten a consideración colocar unas repisas. De este modo podrás tener siempre a mano documentos que necesites para cualquier consulta. 

Por elegancia y modernidad las repisas flotantes son las indicadas en estos tiempos. Las hay en distintas variedades, pero las mejores o más persistentes son sin dudas las repisas de madera y las repisas de melamina.

Ten en cuenta lo siguiente: Si bien el mueble de madera posee un costo económico más alto en comparación a la melamina, lo natural de éste generará una mirada más agradable en comparación con el otro material.

4 – Buena iluminación

Otro ítem a considerar en tu espacio de trabajo es la buena iluminación, mucho mejor si esta es natural; por eso es clave que instales tu oficina cerca de una ventana para aprovechar al máximo la luz natural.

Para mantener tu privacidad y así evitar la mirada de los curiosos, puedes utilizar cortinas finas las cuales harán que pierdas tan solo el mínimo de luz del exterior.

5 – Elegir buenos colores

Para una buena ambientación del espacio, lo recomendable es pintar las paredes de tu espacio con colores claros o en la modalidad pasteles de verde y azul. Estas tonalidades pueden aportar a tu espacio serenidad, relación y concentración. Otra opción posible es la colocación de papeles pintados o papel tapiz con siluetas decorativas.

Por otro lado, si buscas colores que te relajen, te ayuden a estar sereno y concentrado, una posible opción son los colores verde y azul pastel.

6 – Contar con una buena silla

Aunque no te parezca importante, las sillas forman parte de los muebles indispensables para tu espacio de trabajo, ya sea en tu oficina o en tu hogar. Permanecer durante largas horas en una silla que no esté adaptada a estas cuestiones puede ser perjudicial para tu salud, por eso es importante que consigas una silla cómoda y ajustable para tus necesidades.

Solemos trabajar en sillas rígidas, las que por lo general tenemos en nuestro living y utilizamos a la hora de cenar, pero estas tal como lo dijimos son perjudiciales para tu salud, dado que pueden acarrearte problemas en tu espalda si permaneces en la misma durante muchas horas.

Lo ideal es que cuentes con una silla cómoda y ergonómica, de este modo conseguirás un buen confort para tu extensa jornada laboral.

7 – Decora tu ambiente con plantas

Aunque te parezca raro, decorar tu espacio de trabajo con plantas te ayudará también a distenderte. Las radiaciones y las ondas electromagnéticas son más comunes de lo que piensas al estar en contacto permanente con tu teléfono móvil y tu pc, por tal motivo es recomendable rodearte de plantas como el cactus, la hiedra o la diefembaquia.

8 – Usa alfombras para delimitar tu sector

Si no dispones de un cuarto específico para trabajar y no tienes otra opción que este sea en tu living o dormitorio, la colocación de alfombras te permitirá delimitar tu sector de oficina. El efecto te ayudará a que saber cuál es tu “zona” de trabajo y así lograr delimitar un espacio del otro.

Conclusiones finales

Teniendo en cuenta estos consejos que te brindamos, no está mal que consideres también las siguientes recomendaciones para lograr una rutina de trabajo eficiente: Vistete como si fueras al trabajo, olvídate del pijama. Establece un horario de trabajo para intentar conseguir todos los objetivos del día en ese lapso.

Trabajar en silencio es muy importante, por eso apaga el televisor o cualquier aparato que pueda generarte distracción. Procura levantarte de vez en cuando de la silla y camina por tu hogar para despejarte. Puedes incluso realizar otras tareas como ordenar la casa, lavar tu ropa o barrer, algo que te ayudará a distraerte.

Busca otras actividades una vez concluida la jornada de trabajo: ve al gym, camina, realiza clases de yoga o de pilates. Sal a comer y disfruta.

Es importante distinguir el momento del trabajo del momento del ocio, enfócate en eso para saber cuándo parar y así hallarás el equilibrio justo.

Publicar un comentario